El aceite de tea tree proviene de la Melaleuca alternifolia, comúnmente conocida como árbol del té. Es una especie de arbusto de la familia Myrtaceae. Originario de Australia, crece en terrenos pantanosos de la costa norte de Nueva Gales del Sur. 

Es un arbusto o pequeño árbol que alcanza los 5 metros de altura. Hojas estrechas y aromáticas, lineares, 10-35 mm de largo y 1 mm de ancho. Las flores blancas crecen en espigas de 3-5 cm de largo. El fruto es pequeño y leñoso en forma de copa.

Es importante no confundirlo con Camellia sinensis, planta con la cual se hace el té.

PROPIEDADES DEL ACEITE DE TEA TREE

Al aceite esencial de tea tree se le atribuyen ciertas propiedades, como:

  • Antiséptico: el aceite del árbol de té es un gran antiséptico natural que en contacto con la piel reduce la posibilidad de infección ya que es un potente antimicrobiano. Para su utilización sobre la piel es recomendable utilizarlo diluido, no directamente sobre ella. Puedes preparar su disolución en aceites vegetales como el aceite de almendras, aceite de coco, aceite de jojoba o aceite de aguacate.
  • Fungicida: esta propiedad del aceite impide el crecimiento de hongos y elimina los parásitos provocados por algún hongo o moho eliminando así los daños que puedan causar. Es muy útil, por ejemplo, para tratar los hongos en las uñas y el pie de atleta. Si tienes este problema en alguna de tus uñas, aplica en la uña infectada una gotita de aceite y masajea suavemente para que el producto penetre. Repite este proceso dos veces al día.
  • Antibacteriano y antiviral: para tratar diversas infecciones, como candidiasis (pues estas propiedades son muy acertadas como propiedades ginecológicas para tratar afecciones vaginales), herpes o cistitis, puedes recurrir a lavados diluyendo 10 gotas de aceite en agua tibia, aplicar diluido en agua con un bastoncillo o hisopo sobre la piel afectada.
  • Estimulante circulatorio: gracias a esta propiedad, por ejemplo, puedes utilizar este aceite esencial como método preventivo contra la caída del cabello o para estimular su crecimiento. El aceite actúa sobre el cuero cabelludo estimulando el riego sanguíneo y reduciendo la inflamación de las células foliculares, que son las que se ocupan de la renovación y el crecimiento del cabello. Asimismo, por este motivo, también sirve para activar la circulación en las piernas con una friega, es ideal para las piernas cansadas.
  • Regulador de la grasa de la piel: el aceite del árbol de té ayuda a controlar la producción excesiva de grasa evitando así las obstrucciones que puedan producirse en los folículos pilosos. De este modo, tanto tu rostro como tu cuero cabelludo y tu pelo, tendrán un aspecto más sano.
  • Cicatrizante: ¿sabías que el aceite del árbol de té es también un magnífico cicatrizante? Si tienes una herida es importante que antes de aplicarlo laves bien la zona. A continuación, diluir 3 gotas de aceite y aplicar sobre la herida. Puedes repetir la operación hasta 3 veces al día.

En Cosmética el aceite de tea tree se usa como antiséptico y desodorante, en productos como champús, cremas y jabones.

También se utiliza para el tratamiento cosmético de algunas afecciones de la piel (barros, raspaduras, etc.). Para mejorar afecciones leves de la garganta y boca haciendo gárgaras con unas gotas de aceite de tea tree y un poco de agua. También sirve para la limpieza en el hogar.

Las moléculas terpinen-4-ol y 1,8-cineol, presentes en el aceite esencial del árbol del té, parecen haber mostrado actividad antimicótica contra hongos del género Candida, Malassezia, y otros hongos dermatofitos.

Otros estudios, mencionan las propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que poseen algunos de los cien terpenos y alcoholes presentes en el aceite esencial de tea tree. Algunos de estos compuestos naturales parecen tener actividad frente a Staphylococcus aureus, un importante patógeno relacionado con un gran número de infecciones humanas, bacteriemias, infecciones de heridas, de la piel y de los tejidos blandos.

COMPONENTES ACTIVOS DEL TEA TREE

El principio activo es el aceite esencial (Melaleuca alternifoliae aetheroleum), un líquido transparente, de incoloro a color ámbar pálido, con un olor fuerte característico. Se obtiene de las hojas y ramas frescas por destilación.

Este aceite es una mezcla compleja de un centenar de componentes. Los principales componentes químicos son alcoholes mono y sesquiterpénicos:

Terpineno-4-ol (29–45%)

γ -terpina (10–28%)

α -terpina (2,7–13%)

1,8-cineol (4,5–16,5%)

PARA QUÉ SE PUEDE USAR Y CÓMO

El primer factor a tener en cuenta es su concentración. Debemos usarlo en concentraciones diluidas de entre un 0,5% y un 2%, preferiblemente mezcladas con un aceite portador como el coco, la almendra o jojoba. En algunos casos se puede usar puro, pero siempre es mejor no arriesgarse y usarlo diluido. Y siempre realizar la prueba del parche probando su efecto durante 48 horas en la parte interior del brazo antes de usarlo para ver cómo reacciona nuestra piel..

Este aceite escencial es ideal para:

Hongos en las uñas. Al cabo de 3 o 4 días las afecciones por onicomicosis mejoran notablemente. Parece ser realmente milagroso cuando se trata de este hongo tan difícil de combatir, o teniendo que gastar muchísima plata en productos farmaceúticos de menor efectividad.

Acné. Las investigaciones indican que un gel de tratamiento con aceite del árbol del té podría ser eficaz para aliviar el acné. Para reducir las infecciones en forma de grano, se puede aplicar el aceite de forma localizada y sin abusar. Con una gota es suficiente.

Herpes. Utilizado de forma localizada y aplicado con un bastoncillo para acelerar su curación.

Caspa. El uso de un champú con aceite del árbol del té durante cuatro semanas demostró ser eficaz para tratar la caspa.

Pie de atleta. La aplicación de una crema con aceite del árbol del té dos veces por semana durante un mes demostró ser eficaz para aliviar los síntomas del pie de atleta, que se genera también por un hongo.

Piojos. Sus propiedades antibacterianas y olor ayudan a combatir los piojos. Además, el uso de aceite del árbol del té en conjunto con aceite de lavanda demostró ser eficaz contra las liendres.

CUIDADOS Y CONTRAINDICACIONES

Este aceite es tóxico por ingestión en bajas dosis tanto para los niños pequeños, como para los animales de compañía. Los síntomas relacionados con la ingestión del aceite del árbol del té incluyen la ataxia, mareos, náuseas y cierta desorientación. En dosis altas puede causar coma. Puede causar alergia con manifestaciones cutáneas o sistémicas. Por lo que hay que tener particular cuidado en dónde lo almacenamos, para que esté fuera del alcance de niñ@s y mascotas.

El aceite parece también tener propiedades estrogénicas, por lo que no deben usarlo las mujeres que tengan riesgo o historial familiar de tumores mamarios o uterinos. 

En todo caso no debe ingerirse, y solo usarse en personas adultas, sobre la piel o cuero cabelludo, en pequeñas dosis y por periodos de tiempo limitados.

Como la mayoría de aceites vegetales, el aceite de árbol de té tiene componentes volátiles que pueden ser sensibilizantes, por lo que hay que mantenerlo fuera del alcance de los niños y consultar con un médico si estás embarazada o en periodo de lactancia antes de usarlo.

¿Te sirvió esta info?

A modo de recordatorio: El 11 de Noviembre reabrimos las Inscripciones a todos mis Cursos Online!! Para enterarte primer@ puedes suscribirte en https://kalimielcursos.com y recibir toda la información necesaria + beneficios exclusivos para suscriptores. CURSO DE COSMÉTICA NATURAL + CURSO DE MAQUILLAJE NATURAL + CURSO DE COSMÉTICOS SÓLIDOS Y EL LANZAMIENTO DE CURSO COSMÉTICA CAPILAR AVANZADA. Solo estarán abiertas por 14 días. No dejes pasar esta oportunidad!! 

Un abrazo grande

Nuria y Equipo Kalimiel

Artículos recomendados

Si este post te sirvió hacemelo saber con un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Close Bitnami banner
Bitnami