Mujer aplicandose shampoo natural sólido y casero

Hola!! ¿Cómo están? Yo felíz de anunciarles que hoy inauguramos una nueva sección en este blog y… en Kalimiel y se trata nada más ni nada menos que de Cosmética Capilar Natural! Un área que hace mucho vengo investigando y me vienen pidiendo muchísimo también. Por eso vamos a desarrollar una categoría específica para despejar todas las dudas, compartirles recetas y muchísima información para el cuidado natural y amoroso de nuestras melenas y por supuesto, como no podría ser de otra manera: de nuestro planeta. 

LOS INICIOS de la cosmética capilar natural

Para abrir esta sección me gustaría compartirles dos increíbles historias de vida que en lo personal, me llegan directo al corazón. Porque fueron precursoras no sólo de esta pasión compartida que es la COSMÉTICA CAPILAR NATURAL, sino que también fueron grandes revolucionarias para su época.

Empoderando a otras mujeres, levantando sus propios imperios y siguiendo su intuición y sus sueños contra viento y marea. Y contra toda una sociedad que les decía que no podían, que no eran capaces y que no tenían derechos. Fueron las locas, las descarriadas, las que cambiaron la historia. Transformando para siempre el mundo de la Cosmética Capilar, hasta llegar a ser tal como lo conocemos hoy en día. 

Al final de esta entrada, también les regalo una recopilación de recetas simples para que puedan comenzar, o seguir experimentando en este mundo!

¿Me acompañan?

Historias que inspiran

La primer historia que quiero compartirles es la de Martha Matilda Harper, quien vivió en la segunda mitad del siglo 19 en Canadá. 

A la edad de 7 años empezó a trabajar como criada en la casa de una familia adinerada. Y a los 18 se mudó solita a EEUU para seguir trabajando muchos años de criada. 

Trabajó durante 25 años como sirvienta, ahorrando dinero, para poder desarrollar su tónico capilar y abrir su propia peluquería. Además, no satisfecha con su éxito, ayudó a otras mujeres en situaciones similares a la suya que no tenían tantos ingresos a abrir sus propias peluquerías bajo el nombre de Harper. 

Matilda les daba talleres, las formaba y así es como inició un sistema de Franquicias propia, permitiendo hacer una red de mujeres emprendedoras que pudieron forjar su propio destino: algo prácticamente inconcebible para las mujeres del momento. 

De hecho, que las peluquerías sean como son hoy también es parte de su mérito: ella fue quien incorporó por primera vez en la historia el lavado de cabello en una silla reclinable y los masajes en el cuero cabelludo. Todo esto hoy tan común para nosotras, es parte del método Harper y de sus ideas innovadoras.

Todos los productos que Harper usaba eran naturales y eran 100% creados por ella. Las franquicias del método llegaron a Asia, América Latina y Europa. Actrices, mandatarios y miembros de la realeza llegaron a ser sus principales clientes, pero jamás se olvidó de sus orígenes y siguió ayudando y empoderando mujeres hasta el día de su muerte.

UNA MUJER HECHA A SÍ MISMA 

Si este tipo de historias te apasionan, también te recomiendo que veas esta serie preciosa que puedes encontrar en Netflix. Se llama “Una mujer hecha a sí misma” y está basada en la historia de Sarah Breedlove, o más conocida como Madam CJ Walker, una mujer afroamericana nacida en Louisiana en 1867. Era hija de Owen y Minerva, dos antiguos esclavos que vivían cerca de la plantación donde trabajaban.

Fue la última de cinco hijos, y la primera en nacer libre. Sin embargo, Sarah quedó huérfana a los 7 años y a los 14 contrajo matrimonio por primera vez.

Su historia es tan fuerte como inspiradora. Se introdujo al mundo de la Cosmética Capilar para tratar su propia alopecia, y años más tarde desarrolló su propia fórmula, la cual le fue revelada en un sueño. 

Luego ella también comenzó a entrenar a su equipo de vendedoras para ayudar a otras mujeres a generar su propio ingreso.

SUEÑA EN GRANDE

El sueño siguió creciendo y en 1910, Sarah Walker abrió su primera fábrica en Indianápolis, su marca se anunciaba en diarios de alcance nacional y construyó numerosas escuelas de belleza para las mujeres negras. Además luchó incansablemente por los derechos de las personas negras, donando gran parte de sus ganancias para esta causa. Alguna de sus luchas como la penalización de los linchamientos hacia su gente, recién fueron conquistadas el año pasado, en 2020. 

Mirala, no te vas a arrepentir! Sus imágenes y su narrativa hacen de ella una serie realmente hermosa.

La vida de estas mujeres, como la de tantas otras me llena de fuerza para seguir construyendo juntas este camino. Creo que todas tenemos esa fortaleza interna, hasta en las condiciones más desfavorables. Tal vez nosotras, que corrimos con otra suerte, tengamos hasta un tramo de ventaja! No lo desaprovechemos! No desistamos. Y por sobre todo, mantengámonos unidas, que así somos invencibles.

Y para finalizar, aquí te dejo mis humildes recetas, tal vez no serán el Crece Pelo de Madam Walker ni el tónico de Matilda Harper, pero se las comparto con todo mi amor, para que sigamos creando cosmética capilar natural y fortaleciendo la red que nos dejaron estas precursoras:

1) RECETA DE SHAMPOO SÓLIDO

2) RECETA ACONDICIONADOR SÓLIdo:

3) RECETA ACONDICIONADOR EN SPRaY BRILLO MÁXIMO:

Ingredientes: 

-1 taza de infusión de romero 

– 2 cucharadas soperas de vinagre de manzana 

– 5 gotas de aceite esencial de lavanda 

– 5 de aceite esencial de ylang-ylang 

– 5 gotas de aceite esencial de salvia. 

El modo de elaboración es bien bien fácil: Mezcla bien todos los ingredientes y guárdalos en un recipiente con pulverizador. 

Tip: Aplícalo 1-2 veces por semana en el pelo limpio (luego del shampoo y si tenes el pelo muy fino y largo mejor también luego del acondicionador), masajea bien, deja actuar unos 10-15 min y enjuaga con abundante agua. 

Tip 2: El olor a vinagre se va al secarse el pelo! 


Espero que hayas disfrutado estas historias tanto como yo! Que puedas utilizar estas recetas en tu día a día (sabes que me encantaría recibir devoluciones y registro de elllo). Y que llegue a encender en ti la increíble fuerza de estas grandes mujeres, porque tú también lo eres.

Un abrazo grande!

Equipo Kalimiel – By Nuria Iribarren

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. Me encantó las historias de mujeres emprendedoras y sobre todo en tiempos que la mujer afroamericana no tenía voz. Gracias x compartir. Bendiciones

    1. Historias inspiradoras y motivadoras. Me asombra que ante tantos obstáculos, tuvieron la valentía de alcanzar sus sueños y lo que más me encanta que brindaron apoyo a muchisimas mujeres más, que siempre reine el compañerismo, la humildad y la tolerancia. Jesús vino a la tierra a mostrarnos lo hermoso que es dar. Gracias Kalimiel. Un abrazo

Si este post te sirvió hacemelo saber con un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Close Bitnami banner
Bitnami