Receta Natural y casera para dolores menstruales

Muchas mujeres sufrimos el conocido “Síndrome Pre Menstrual” que conlleva dolor de útero, dolor de cabeza, malestar, tristeza, etc. Por eso hoy quiero enseñarte esta Receta Natural y casera para dolores menstruales: mi aceite calmante preferido.

Aunque dicho así «Síndrome» siento que nos queda como un concepto lejano y frío. Pareciera un problema o una enfermedad más que como un período del ciclo vital. Así que yo prefiero llamar a ese proceso que atravesamos las mujeres durante esos días «Mi Luna». Con el tiempo he ido aprendiendo a abrazar sus manifestaciones y sus particularidades. Que son propias, a veces mutables y dependen de muchos factores. Por eso quiero ofrecerles esta alternativa natural a los analgésicos y fármacos más comunes a los que solemos recurrir.

¿Qué nos duele cuando menstruamos?


Solemos decir que tenemos “dolor de ovarios”. Pero lo cierto es que lo que duele son las contracciones (y expansiones) uterinas gracias a las cuales se desprende el endometrio. El útero es un órgano en movimiento, pero que culturalmente se invisibilizan e inmovilizan, reprimiendo todo tipo de expresión y exploración. Censurando el libre movimiento desde pequeñ@s, la danza, el goce y muchas emociones que allí se estancan, sobre todo la culpa y el miedo.

Al estar rígido este órgano: duele.

Además durante la menstruación se produce un proceso inflamatorio que requiere descanso, tiempo, calor y movimientos pélvicos. Necesidades que poco escuchamos ni atendemos, por la sobre productividad constante que se nos exige. Entonces bienvenidas son las soluciones milagrosas y propagandísticas (y por ende, también tendenciosas). Para que “no se nos note” y “seguir haciendo vida normal” como “mujeres empoderadas” que somos.

“Así que en un plano concreto, lo que duele es la útera, pero en un plano simbólico, lo que duele es menstruar en una sociedad que no nos permite regular nuestras actividades al compás de nuestra ciclicidad” (Julietamor)

Receta Natural y casera para dolores menstruales

Para este caso, como tantos otros, están a nuestro servicio los generosísimos aceites esenciales. Ellos trabajan en muchos niveles y te van a ayudar a equilibrar tu estado en general en la dimensión física pero también en la emocional y energética. Por algo me gusta decirle, el alma de las plantas, realmente su sabiduría es grandiosa, y a través de los aceites esenciales podemos hacer uso de ella en cantidades muy concentradas.

Los aceites esenciales que vamos a usar en la receta (en cantidades abundantes, como verás) son aliados perfectos para esos días del mes.

Ingredientes: 

  • 100ml de aceite árnica 
  • Aceites esenciales: 10 gotas de cada uno
  • Lavanda 
  • Salvia
  • Ciprés

Modo de elaboración: Mezclamos los aceites con los aceites esenciales y envasamos.

Duración:

Como ya sabemos, los aceites vegetales tienen mucha vida útil y su descomposición es un tanto difícil, por lo que si hacemos todo adecuadamente y todos los aceites se encuentran en buen estado, esta receta dura un montón, un año incluso o más!

Modo de uso:

Aplicar con masajes suaves en la zona del bajo vientre varias veces al día si hay dolor, o una vez al día como preventivo. 

El calor ayuda mucho, así que podés entibiarlo ligeramente a baño maría antes de aplicarlo o aplicarte calor con una bolsita de semillas calentita luego del masaje. 

Recordá que tu cuerpo es la punta del iceberg de tu existencia, es la consecuencia de niveles mucho más sutiles como tus emociones y tu mente. Por lo tanto, tratar de tapar o evitar los síntomas en el cuerpo sin mirar hacia esos niveles no solamente no da resultados a largo plazo sino que además es totalmente contraproducente porque estás desperdiciando valiosa información que el cuerpo te está brindando para ver en lo sutil qué es lo que no estás considerando. 

SI querés interiorizarte en el tema aquí te dejo 3 recomendaciones de blogs que amo sobre GESTIÓN MENSTRUAL Y CICLICIDAD. Estas maestras me han guiado mucho en el camino del autoconocimiento de mi sexualidad y mis ciclos:

Espero que las disfrutes!

Un abrazo enorme

Nuri

Si este post te sirvió hacemelo saber con un comentario