Flores de Bach y niños. Una alternativa para toda la familia

Las flores de bach son un sistema terapéutico que utiliza las propiedades curativas de las plantas. Es una alternativa para acompañar procesos físicos y emocionales de manera natural,  que no tiene efectos adversos ni contraindicaciones. Por esa misma razón es una excelente opción para utilizar tanto en adultos como en niñes

La idea en este post es contarles un poquito de qué se trata esta terapia, cuáles son sus beneficios, dilemas al respecto, y aportar como siempre, dentro de lo que está en mis posibilidades, una semillita de conciencia a este planeta. Espero que te sea de mucha ayuda y que llegue a quien lo necesite.

acompañar las emociones (SALUD DESDE LA RAÍZ)

la palabra como herramienta

Sabemos que los niñxs son super permeables y sensibles a todo lo que pasa en el entorno. Están íntimamente conectados a nuestras energías como padres y madres, y además son muy intuitivos y perciben todo. Así no lo protagonicen directamente o no sean testigos físicamente de ciertas situaciones, las sienten, las viven y les afecta de igual manera. Es importante no subestimarlos jamás, por más pequeñitos que parezcan.

Aunque aún no hayan desarrollado el lenguaje, desde recién nacidos los bebés entienden todo, pero TODO (nuestro tono de voz, la intención, nuestros gestos). Por eso es fundamental siempre comunicarnos con ellos, hablarles de manera clara, blanquear nuestras emociones y las situaciones que nos atraviesan, para que puedan contextualizar su propio sentir y sus propias vivencias.

Me gusta pensar que nosotros “les prestamos nuestras palabras” para nombrar lo que ellos aún no pueden. Si hasta a nosotros, los adultos, (que se supone que tenemos más herramientas) nos cuesta comprender por qué estamos tan ansiosos a veces, o porque nos invade una angustia repentina. Imagínense ellos que aún están descubriendo todo un universo nuevo de emociones, sensaciones, desafíos, aprendizajes. Su mundo interior se complejiza constantemente mientras intentan decodificar y adaptarse a un mundo externo lleno de reglas, cambios y contradicciones.

Por eso la práctica de un diálogo honesto, también ayuda a que construyan confianza en sí mismos como sujetos y a su vez en el entorno. Ya que de esta manera, se sienten tenidos en cuenta como seres de derecho y no como meros observadores de una vida que pasa alrededor suyo, de la que no tienen poder de acción, ni llegan a comprender realmente porqué pasa lo que les pasa.

La terapia floral también es ideal para acompañar el embarazo y el período de lactancia, ya que no presenta contraindicaciones ni efectos adversos para el bebé.

la naturaleza como medicina

Y así como tenemos a mano esta herramienta tan simple como valiosa, hay muchas otras de las cuales podemos suscitarnos ante las crisis. La naturaleza misma es una basta fuente de recursos que pueden acompañarnos a vivir estas transformaciones y movimientos de manera sana y amorosa.  (Acá podes ver algunos extractos sencillos que podes hacer en tu casa)

Hoy en día, por suerte, este saber está volviendo a salir a luz poco a poco. Gracias al trabajo de tantos guardianes del conocimiento y cuidadores de las sabidurías ancestrales, de curiosos buscadores e insaciables investigadores. 

Este fue el caso del Dr. Edward Bach, galés, quien inició su trabajo como médico en el Hospital Homeopático de Londres en 1919. El Dr. Bach dedicó su vida entera a crear un modelo de terapia que nos permita a los humanos liberar los patrones de conducta y de pensamiento equivocados que conducen a la aparición de la enfermedad.

Una de las mayores ventajas de utilizar una terapia natural como las flores de Bach, es que se trata de un tratamiento no invasivo que no tiene efectos secundarios, por lo que se puede utilizar a cualquier edad, incluso en los bebés y en período gestacional.

flores de bach

Aliadas de la familia

Hay 38 variedades de flores, de las cuales se seleccionan algunas y se hace un preparado en gotero. Y también consta de un remedio de rescate para situaciones extremas.  Es el especialista, formado en Terapia Floral, quien observa en profundidad a la persona y recomienda determinadas flores según sea necesario en cada caso.

Los adultos las toman de manera sublingual, los niños pueden tomarlas disueltas en alguna bebida y para los bebés se le pueden echar las gotitas a la bañera durante la ducha. 

Los síntomas, procesos, o dificultades de los niños que se pueden acompañar con las Flores de Bach son muchísimos. Por ejemplo, timidez, dificultad para socializar, miedos desmedidos, falta de atención, desbordes emocionales o dificultad para expresarse. También son excelentes acompañantes frente a separaciones, mudanzas, fallecimientos, intervenciones médicas o traumáticas y todo tipo de cambios muy bruscos. 

Los orígenes de la terapia floral se remonta hacia la antigüedad en China, pero no fue hasta el siglo XX que se conoció como un sistema gracias al Dr. Bach

EL DILEMA CIENTÍFICO CON LAS FLORES DE BACH

construir PUENTES

Si bien los efectos de las Flores de Bach no están avalados por la ciencia (por lo que no son considerados medicamentos como tal) los beneficios para quienes hacemos uso de esta terapia, son indudables. Muchos consideran que es simplemente un placebo y que la cantidad de esencia floral que tiene un preparado no es mayor al de una molécula. Pero eso dependerá mucho de cada quien y de lo que considere medicina, por eso lo dejo a criterio personal.

En lo que a mi me concierne, y ya lo saben quienes me conocen, creo y confío profundamente en las propiedades de las plantas, creo que la Tierra no ofrece toda su medicina de manera generosa. Creo en la capacidad del agua para multiplicar sus vibraciones y en nuestro poder para manifestar nuestra salud/enfermedad a través de nuestras emociones y pensamientos.  

Pero no debemos olvidar que hay situaciones que requieren otro tipo de asistencia y bienvenida sea llegada esa instancia. Cualquier extremo va en contra de la salud real, si no atendemos a lo que se necesita en cada momento de la vida. Como mapadres tenemos la mejor guía que es nuestra observación y nuestra intuición. Es una brújula que no falla.

Por lo pronto, siempre voy a hacer hincapié en todo lo que sea respetuoso para nosotros y para con el planeta, que nos ayude a prevenir en primera instancia y a atravesar estas situaciones cuando acontezcan.

Como mamá busco y no dejaré de buscar alternativas que nos conecten con lo importante, lo fundamental y lo verdadero, para el bien de nuestros hijos y el mundo que les dejamos. 

Y creo que, aunque nos encantaría de mil amores, no podremos evitarles el dolor, ni la tristeza, ni el enojo. Tampoco podemos ahorrarles las dificultades corriéndoselas del camino.

Lo único que podemos hacer es brindarles nuestra presencia al 100% cuando estamos con ellos, nuestra escucha atenta. El diálogo, la mirada abierta y todas las herramientas que tengamos a disposición para acompañarlos a transitar esta vida, que a veces, ni nosotros entendemos. 

Les mando un abrazo grande!

Nuria

Si este post te sirvió hacemelo saber con un comentario